¿Cuándo debo ir al logopeda?

La logopedia es una disciplina relativamente joven y es común que no se conozca en qué áreas y en qué momento interviene este profesional. A continuación os dejamos una breve definición de logopedia:

La Logopedia es la disciplina que engloba el estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación humana, manifestados a través de patologías y alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición y las funciones orofaciales, tanto en población infantil como adulta.

Para que sea más fácil situarnos, vamos a clasificar por edad cronológica qué signos pueden indicar la necesidad de acudir a consulta de logopedia.

ETAPA PRELINGÜÍSTICA

Rango de edad: 0 – 6 meses

En esta primera etapa hacemos referencia a los bebés y recién nacidos, con tan pocos meses ya se encuentran los primeros esbozos de comunicación. Sí el bebe no llora para expresar necesidades básicas como sueño, malestar o hambre, estamos ante una posible ‘’alarma’’, además es fundamental el desarrollo de la sonrisa social ante el juego compartido con sus familiares más cercanos y en contextos conocidos; el balbuceo (redoblar sílabas como ma-ma o pa-pa etc.,)  también empieza a desarrollarse a los 6 meses y el inicio del mismo nos ofrece un indicativo adecuado de su desarrollo preverbal.

ATENCIÓN: El logopeda tiene que estar ESPECIALIZADO en atención temprana.

Rango de edad: 6 – 12 meses

El bebé empieza a tener más conciencia de las personas y se implica de manera activa en juegos que requieren de su atención (cucú-tras) y sabemos que se anticipa a los mismos de manera gestual, pues sabe lo que viene después, por ej: la sonrisa ante una pedorreta esperada o el incierto al no seguir el juego empezado. En cuanto al lenguaje, comienzan a aparecer las primeras palabras aunque pueden carecer de sentido referencial como (mamá, papá, agua etc.,). Si el bebé no responde a estos intercambios comunicativos tenemos que prestar atención a su desarrollo general.

ATENCIÓN TEMPRANA (equipo multidisciplinar): Habría que acudir si se producen signos de alarma en otras áreas además del lenguaje.

Rango de edad: 12 – 18 meses

Ahora la comprensión del lenguaje juego un papel fundamental ya que los niño/as son capaces de comprender órdenes sencillas y emiten varias palabras con sentido referencial, es decir, al nombrar agua se corresponde con su botella o vaso de agua; incluso se realizan frases de dos componentes que normalmente las utilizan para expresar necesidades básicas e incluso lo hacen de manera gestual señalando (mama agua, mama pan, mamá pipí etc.,).
Si tu hijo/a no realiza estas acciones, podemos estar ante una falta de ESTIMULACIÓN adecuada

APOYO VISUAL (pictogramas*): Siempre que la comprensión no se encuentra desarrollada.

*Los pictogramas o SAAC se deben utilizar de forma adecuada, estableciendo ciertos criterios para elegirlos. Es importante que el profesional que los use este formando y sepa utilizarlos adaptándose al paciente.

Rango de edad: 18 – 24 meses

Esta etapa supone un nivel mayor de complejidad respecto a la anterior, el niño/a es capaz de enlazar tres elementos en una frase (sintaxis), realizar preguntas simples, empieza a utilizar pronombres para referirse a si mismo y posesivos para expresar propiedad (empiezan algunas rabietas a la hora de compartir). El vocabulario cobra relevancia ya que aumenta de manera exponencial en un periodo corto de tiempo.

VOCABULARIO: Repertorio de 25-50 palabras como indicador de desarrollo positivo.

Las alteraciones que se producen y se mantienen después de los dos años, por lo general se sitúan en la estructura gramatical del lenguaje o en la fonología. O por el contrario sí a esta edad todavía no se ha adquirido un lenguaje simple y solo se expresan palabras simples, podemos estar ante un caso de Retraso Simple del Lenguaje.

Rango de edad: 2 – 3 años

SIGNOS DE ALARMA
CompresiónExpresión
No realiza instrucciones sencillas No usa frases de tres elementos
No lleva a cabo dos ordenes consecutivasNo realizar preguntas simples con las partículas interrogativas como:¿Qué es?
No relaciona palabras con su referente visual 

Rango de edad: 3 – 4 años

SIGNOS DE ALARMA
CompresiónExpresión
No lleva a cabo tres ordenes consecutivasNo usa artículos, nexos o pronombres en sus frases 
No tiene adquirido un vocabulario de mas de 100 palabras No usa partículas interrogativas como: ¿Quién? ¿Dónde?
 *Lenguaje ininteligible (no se le entiende)
*Aunque el cuidador principal entienda al niño/a es FUNDAMENTAL que su lenguaje sea inteligible para cualquier persona ya que de esta manera se establecerá una comunicación fluida y enriquecedora.
INTELIGIBILIDAD DEL HABLA 

A partir de los 4 años también surgen los errores fonológicos conocidos como dislalias aunque su nomenclatura correcta es TSH-Trastorno de los Sonidos del Habla. Se recomienda intervenir a esta edad para solventar estas dificultades  y que su mala articulación no se prolongue en el tiempo siendo más difícil de corregir y alargando a su vez el periodo de intervención posterior.

ANATOMÍA OROFACIAL: En TODOS los casos, es importante EVALUAR la anatomía y funcionalidad de estas estructuras.

Rango de edad: 4 – 5 años

SIGNOS DE ALARMA
ComprensiónExpresión
No entiende ordenes complejasNo utiliza oraciones de cuatro más elementos
No sigue las tareas de clase sin apoyoNo se le entiende al hablar
No retiene la información después de relatar un cuento No relata experiencias usuales (colegio, parque etc.,).

Rango de edad: 5 – 6 años

Otra vez, esta etapa muestra un nivel de madurez mayor con respecto a la anterior, puesto que las oraciones que se utilizan son más complejas debido al uso de conectores del discurso simples, así el niño/a es capaz de narrar sus experiencias tanto en el colegio, como en otros contextos próximos sin ninguna dificultad, a esto hay que añadirle que su lenguaje debe ser inteligible y su comprensión adecuada a los intentos comunicativos por parte de los adultos.

CONSULTA A UN PROFESIONAL: ¡Ante cualquier duda o signo que observéis, llámanos! Os recordamos la importancia de despejar vuestras dudas y solventar un problema de forma preventiva.

Nathalia Cáceres Chafla
Logopeda y tec. De at. Temprana
Nº Col. 30813

Publicaciones Similares